Quiénes somos

 

Somos el grupo de de mujeres y algún hombre, que formamos la Delegación de la Asociación Española de Patchwork en el Principado de Asturias.
La Asociación Española de Patchwork, AEP, entidad sin ánimo de lucro, nace en 1998 en Cataluña. Son 14 personas, las que inician esta andadura con Mariona Sanahuja como presidenta, 12 años después la asociación cuenta con más de 2.000 socios en toda España y la preside Rosario Casanovas Infiesta.

La AEP nace con la clara vocación de dar a conocer el patchwork en toda nuestra geografía para ello cuenta con una estupenda revista trimestral que aporta una información muy valiosa a todos los socios, y que recoge con acierto lo que ocurre en el mundillo del patchwork para luego trasladarlo en un formato sencillo, cercano y colorista, como corresponde a una revista que trata de un tipo de labor llena de diseño color. En ella encontramos cada trimestre las últimas noticias y novedades relacionadas con el patchwork, tanto a nivel nacional como internacional.
Entre las actividades mas destacadas de la AEP están, la exposición nacional de patchwork, el festival del patchwork y los encuentros de patchwork que se organizan anualmente, en distintos puntos de la geografía española, con un gran éxito de público.
Cuenta también con página web : www.patchworkespana.es 

La AEP se organiza y coordina a través de de la figura de los Delegados de Zona, en el Principado de Asturias, Ramón Rodríguez Álvarez es nuestro actual delegado.

La Delegación de Asturias se crea pocos años después del nacimiento de la AEP y desde entonces ha recorrido un camino desigual, lo que no ha impedido que la expansión de patchwork en Asturias haya sido exponencial, algo que puede constatarse por la aparición, en estos años, de nuevas tiendas dedicadas exclusivamente al tema o la introducción en las tiendas de labores tradicionales de materiales para patchwork, que son cada vez mas demandados por las personas que realizan quilts.

En este desarrollo ha existido una figura fundamental a la que debemos agradecer mucho, la persona que enseña a otros la técnica. Sin la labor callada y constante de estas, “maestras”, el patchwork en Asturias no tendría el desarrollo e implantación que tiene en la actualidad.